¡Importante! No basura. Carteles, pancartas ¡Archivo!!. Texto de la ponencia que se leyó en la VI Jornada técnica Documentación, política y activismo [21/11/2014]

El título de esta charla ¡Importante! No basura. Carteles, pancartas ¡Archivo!! hace referencia a una de las pancartas que conservamos en el Archivo 15M. No es especialmente bonita, está escrita con urgencia utilitaria y señala con flechas hacia lo que sería el primer archivo en un intento doble, por un lado tratar de empezar la colección y por otro intentar concienciar de que cualquier material es susceptible de que pueda perdurar en el tiempo, tanto como objeto histórico como manifestación política de la voluntad popular. No archivamos para olvidar, sino para mantener viva la memoria.
La ponencia o la charla en primer lugar hablará de la comisión del Archivo 15M y su funcionamiento interno, para después pasar a hacer un breve repaso histórico del propio archivo y por último repasar un poco por encima los fondos y tareas realizadas durante todo este tiempo.
Huelga decir que agradecemos las interrupciones durante la charla y las preguntas siempre son bienvenidas aunque se interrumpa la propia exposición
La asamblea de la comisión de archivo

Como somos un archivo un poco especial y el resto de archivos no nos representan, me gustaría explicar cómo funcionamos de manera interna, ya que así se podrá entender un poco mejor nuestra esencia.
El archivo, que pretende recoger, conservar y sobretodo difundir información surgida a partir del 15M, no se reduce a una simple inercia organizativa o una práctica documental, es una comisión activista cuyo núcleo es la práctica asamblearia y la autonomía. No pretendemos arrogarnos la representatividad del 15M, sino colaborar con otras asambleas, colectivos e iniciativas similares en valores.
El archivo funciona de manera horizontal, no existen jerarquías, ni lideres, ni opiniones que puedan prevalecer unas sobre otras por imposiciones tácitas o explícitas. Las decisiones de calado y las que no, se toman todas en asambleas periódicas abiertas al público, con convocatorias accesibles por la red.
Es más, todas las actas de nuestras asambleas están accesibles en la red n-1 (red inspirada en Lorea, creada con software libre) [https://n-1.cc/g/comisiones-de-acampadasol+archivo-y-documentaci%C3%B3n].
Vamos lejos porque vamos despacio. Este tipo de trabajo, que es lento sin ninguna duda, nos lleva a que los aciertos sean de todas y lo que es más importante, que los errores también lo sean. Al socializar los errores las responsabilidades y los egos no pueden chocar con el típico ” te lo dije” ya que la decisión es colectiva y las decisiones son unánimes por consenso.

Aparte de la cohesión que esto produce en el grupo supone un cambio de mentalidad muy importante en las personas que componemos esta asamblea, y es que en nuestro día a día aprendemos a ceder, podemos discutir con mucha vehemencia, pero discutimos buscando puntos comunes y no diferencias, y esto es realmente enriquecedor.

Como asamblea estamos compuestas por un grupo de gente bastante heterogéneo. Cualquier persona puede pertenecer al archivo: no se debe cumplir un perfil profesional para poder trabajar ya que esta dinámica de trabajo se basa principalmente en el auto aprendizaje y la práctica ensayo-error, ya que al final lo único que deseamos es tener un archivo libre de injerencias partidistas, accesible a todas las personas, gratuito… y difundir al máximo el material conservado

Los sistemas de comunicación interna, y las pequeñas comisiones en las que nos subdividimos se basan en listas de distribución vía mail, para comunicar peticiones de material, o tareas de organización interna y rutinarias o el intercambio de archivos mediante herramientas gratuitas como dropbox o we transfer, y los textos con editores colaborativos como los diferentes pads que existen, como ejemplo esta ponencia ha sido así elaborada.
Lo que no hemos avanzado en prácticas documentales, lo hemos ganado en prácticas políticas en centros sociales okupados. Y la experiencia ha sido gratificante.

Orígenes
El archivo aparece a los pocos días de la acampada. Algunas personas, viendo a tanta gente armada con poderosas cámaras de fotos en los teléfonos y en sus cuellos, tanta información circulando por Internet y tanta deslocalización de la información, se plantean, ante la posibilidad de estar en un hecho histórico, recopilar esa información o al menos intentarlo y de alguna manera poder conservar el testimonio de lo que sucede.
Se abren perfiles en las redes sociales, cuentas de correo para comunicarnos y se organiza la colaboración con otras comisiones y la propia organización interna de recopilación de material, pues al principio fue eso, sólo recopilar todo tipo de material físico y digital,

Así nació la Comisión de Archivo 15M de Acampada Sol, sin ningún medio material, casi sin espacio físico y con una tarea poco menos que titánica como era crear un archivo con materiales tanto físicos como digitales en medio de una ocupación del espacio público, y una desobediencia civil masiva, sin ningún tipo de precedente en occidente (si bien es cierto que la primavera árabe ya existía)

Debajo de unas lonas, poco a poco se iban acercando con mucha ilusión compañeras que querían formar parte de ese proyecto común, por primera vez volvía la ilusión a las calles una ilusión colectiva y transformadora y nosotras como parte de esa ilusión queríamos mantener viva esa llama. Las dificultades sobre todo al principio eran muchas, no había medios materiales para guardar y procesar la información, y unas aparecían con sus portátiles, otras compraban discos duros o memorias en flash para poder vaciar las tarjetas que nos daban las demás personas y así poder formar una de las 3 patas que teníamos la intención de tener en el archivo.

Por una parte queríamos una colección digital que reuniera todos los videos, todas las fotos incluso los sonidos que se grababan y que eran donados por ciudadanas de forma completamente altruista para que pudiera quedar constancia de ello. De esta pata tenemos más de 1.5 Terabytes de unos 140 autores diferentes aproximadamente.
Por otro lado teníamos la intención quimérica de poder capturar la información de la web relacionada con el 15M hubo algunos contactos con el Internet Archive, [https://archive.org/details/spanishrevolution]. Este tipo de iniciativas ha tenido continuidad en otros colectivos como la 15Mpedia.

La última de nuestras patas es quizá una de las más icónicas y que hizo que la puerta del sol fuera reconocible por cualquier persona. La desbordante creatividad de las pancartas, las fachadas de los edificios en obras servían para demostrar la tremenda fuerza del pueblo con consignas y lemas o con imágenes, como la pancarta “Nos nos representan”, con una imagen de Himmler con orejas de Mickey Mouse que presidia uno de los andamios, y fue de las primeras en aparecer, sirviendo de acicate para que se decorara entera la plaza. No solo las fachadas estaban llenas, sino debajo de esas lonas había laberintos de carteles y dibujos.
Material audiovisual y fotografías donadas en la #Acampadasol, carteles, panfletos, cartas, dibujos, recortes de prensa, pancartas, actas de asambleas, son algunos de los múltiples elementos que se recopilaron en Sol. Momentos de efervescencia que favorecieron una producción enorme de expresiones de creatividad y voz colectiva, de disconformidad, de protesta, generando formas de hacer políticas comunes, horizontales, directas, desde la desobediencia, desde la calle. Elementos realizados con lo más variopintos materiales, telas, cartones, plásticos, camisetas, pinturas y tintas de orígenes inciertos. Con formatos que van desde el post-it hasta los 10 metros, casi cualquier cosa era soporte para irradiar lo que acontecía en Sol, a través de versátiles caligrafías, de imágenes reales e inventadas y la resonancia de las consignas sobre la crisis, la corrupción política y financiera, el deterioro de la democracia, críticas al sistema imperante, feminismos, el derecho a techo, el apartidismo, empoderamiento popular, mensajes de cuidados y apoyo mutuo…

Funcionamos todo este tiempo mediante donaciones hasta que se desmanteló la acampada el día 12 de Junio y ese día fue cuando realmente creció el fondo físico, ya que la plaza quedo limpia. Como acabo de comentar ese día se levanto la acampada, como se había consensuado en asamblea general. Se procedió a desmantelar y aparecieron muchas manos de compañeras que ayudaban a descolgar las pancartas más grandes de los andamios, a recoger las pequeñas que estaban colgadas por cientos de metros de cuerdas, a meterlas en bolsas de basura, como esas famosas bolsas llenas de billetes de algunos dirigentes políticos, incluso algunos barrenderos ayudaron a estas tareas de limpieza y acondicionamiento de la plaza.

Todas las bolsas de basura, tablones esculturas y demás materiales se cargaron en una gran furgoneta, hasta nuestro primer destino. El CSOA Casablanca

El periplo por los CSOA
Como custodios del material de la acampada, creímos y apostamos por los Centros Sociales Okupados y Auto gestionados, ya que suponen, al igual que la acampada de Sol, una denuncia pública de la corrupción o la especulación urbanística y la devolución de espacios al pueblo

Al llegar al CSOA Casablanca, el primer centro social okupado en el que trabajamos, tuvimos por primera vez un espacio propio y, amplio, en el que poder trabajar reunirnos y mantener un nivel de trabajo estable en el tiempo.
Trabajamos en varias líneas que eran indispensables para el archivo físico ya que la parte web se aparco, como el inventariado y la digitalización del material o la restauración de materiales muy deteriorados, había que trabajar con este material urgentemente para no perderlo. Ya que como llovió durante la acampada había que salvar estos materiales.
El lado malo de trabajar en un CSOA, es la inseguridad para el fondo que presentan estos centros. Al estar inmersos en un proceso judicial (en este caso el edificio era una propiedad de una inmobiliaria relacionada con la trama Malaya), tuvimos que hacer alguna mudanza preventiva para que no se perdieran los fondos durante la fase del juicio por miedo a perder el mismo y sufrir un desalojo.

En este momento nos dimos cuenta que el archivo era nómada y para facilitar la trashumancia del material decidimos que lo cómodo era poner asas a las carpetas y las pancartas mas grandes encanutarlas
En esta primera época también abrimos una nueva línea de trabajo: el seguimiento en prensa regional nacional e internacional sobre lo que pasaba en la acampada, así como los posteriores días, y el trato que se daba desde los diferentes medios, curiosamente había más información en medios internacionales que en los nacionales, y con el trato primero silenciando, después tratando con desprecio y luego sin saber bien cómo afrontarlo. Buscaban cabecillas y encontraron corazoncillos que reza alguna pancarta

Desde un punto de vista más técnico es en este momento cuando se toma la decisión sobre el programa de gestión archivística que queremos manejar. Barajamos varias opciones y aprovechando unas jornadas explicativas a las que acuden algunas compañeras se decide que el sistema que usaremos será el ICA-ATOM [programa “Acceso a la Memoria del Consejo Internacional de Archivos, ICA-AtoM en sus siglas en Inglés] que es un software libre con bastante mantenimiento y una comunidad amplia y en crecimiento. Si queréis saber más sobre ICA la gente de ACAL creo que va a organizar una jornada sobre ello.
La instalación del programa nos resulto bastante sencilla pues contamos además con la ayuda de una pequeña cooperativa [ http://xsto.info/ ] nos lo montó desinteresadamente en su servidor.
El catalogo online, que por el momento se utiliza básicamente para la difusión, es accesible para todo el público (siempre que uno tenga un acceso a internet) se alimenta poco, quizás demasiado poco a poco, pero es nuestra intención tener un día todo el material subido en la web. Para colaborar con nosotras en funciones de catalogación de carteles o fotografías, o en lo que queráis estaremos encantadas de tener muchas cibermanos ayudándonos.

En el Centro Social Casablanca fijamos las dinámicas de trabajo más efectivas que hasta hoy conocemos en el Archivo 15M, estableciendo jornadas de trabajo y asambleas para poder ser lo más eficientes posible, de manera que los miembros de la comisión podíamos llegar en cualquier momento al archivo y saber que falta por hacer o dónde se necesitan manos, si ya hay alguna compañera haciendo esa tarea, etc. Lo cierto es que siempre había mil actividades posibles para realizar.
En este periodo también empezamos a exposiciones, realizando también algunas propias, por ejemplo la exposición realizada allí mismo, en el CSOA Casablanca, en su segundo aniversario. Otra exposición colaborativa en el Ateneo de Madrid, junto con comisiones del 15M en diferentes barrios, y también con el Grupo de trabajo de Cultura de Acampada Sol. Llegaron también las primeras exposiciones internacionales, una en un centro cultural de las Islas Azores, y otra en la mítica librería feminista Bluestockins de Nueva York, por contactos con el movimiento Occupy Wall Street, ambas con presentaciones por videoconferencia estas dos últimas con reproducciones facsímiles ya que el material estaba secuestrado como expondré ahora.

Fue justo cuando más tranquilos estábamos se había archivado la causa penal de usurpación cuando se procedió a un desalojo inmediato, del todo ilegal

Los fondos de archivo fueron secuestrados por las fuerzas de seguridad del estado. El CSOA Casablanca fue tapiado con el archivo dentro, y se tardó varios meses en la liberación del archivo: en una jornada muy amarga, en la que por suerte y con esfuerzo pudimos recuperar el archivo en su práctica totalidad, también descubrimos que la Brigada de Información de la Policía Nacional había hecho desaparecer, o se había incautado de algunos materiales, como cartas manuscritas que habían llegado a la acampada desde varias partes del planeta, o también por ejemplo desaparecieron actas redactadas a mano. Desapareció material de alto valor simbólico, que por desgracia ya no aparecerá nunca en nuestro catálogo, ya que tampoco nos dio tiempo a digitalizarlo. Y nos destrozaron un disco duro a patadas.
Tras la recuperación, y teniendo en cuenta nuestros recursos, decidimos seguir apostando por la independencia que dan los CSOAs y trasladándonos al ESLA Eko, un antiguo economato okupado en el barrio de Carabanchel.

Como sabíamos el día y la hora de la liberación del archivo, y no era la primera mudanza que hacíamos estábamos preparados, y como siempre aparecieron manos y furgonetas, para cargar las carpetas y los canutos y llevarlas al nuevo espacio.

El tiempo se nos echo encima y el espacio en el Eko era diáfano y no estaba preparado para albergarnos, así que guardamos el material nómada en un sótano y nos pusimos manos a la obra para inventar un espacio a base de pallets y listones que pudiera acogernos y que el material estuviera en condiciones, nos convertimos una vez más en archivistas carpinteros con la filosofía Do It Yourself. Una vez terminado otra pequeña mudanza hasta su ubicación en nuestro corralito.

El hecho de que el centro social estaba más lejos del centro, sumado a que el suministro energético no era continuo y que los sábados (nuestro día de trabajo y asamblea) estaba cerrado por la mañana, nos llevo a ver bajar el ritmo de trabajo
Sin embargo no se detuvo los planes para la difusión del material: se hicieron exposiciones en el CSOA Raíces, en el mismo ESLA Eko para el 2° aniversario del 15 de mayo, en el CSA la Tabakalera (dentro del marco de las jornadas del Foro Social Mundial de Madrid), s 32 33todas ellas, exposiciones dentro de la ciudad de Madrid. 34 En el resto del estado cedemos temporalmente para su exposición, obras al Centro Andaluz de Arte Contemporaneo, para su exposición “Lo que ha de venir ha llegado” y que a partir de Enero de 2015 estará también en León [24 de enero al 3 de mayo de 2015 en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León].

Fuera de España, acabamos de participar, aportando un mapa de la Acampada en Sol, con la exposición “Disobedient objects”, organizada por el Museo Victoria y Alberto de Arte y Diseño de Londres, que luego viajará a Santiago de Chile y Sídney.

La colaboración del archivo con estos eventos se basa en la confianza con los proyectos expositivos, y no en su posible prestigio institucional, que en nuestro caso juega más bien en su contra.
Las decisiones acerca del préstamo de material del Archivo (físico y digital) así como otro tipo de colaboraciones (textos,…) son tratadas en Asamblea(s). La idea es que estas colaboraciones sean lo más afines posibles al espíritu del Archivo y del 15M y que si no sean de entrada totalmente gratuita sí que haya horas concretas de entrada libre
Una de las ventajas de trabajar en sitios eclécticos informales como los centros okupados, es que se toma contacto con otros grupos, y se generan relaciones y sinergias, y se emula en cierta manera el manido co-working, centros de trabajo compartidos que se están poniendo tan de moda últimamente y que en el mundo de la ocupación ha existido siempre bajo la denominación de apoyo mutuo.
De estas relaciones informales surgió una vía nueva para el Archivo: la posibilidad de entrar a formar parte de un nuevo centro social autogestionado pero no okupado, que es gestionado por los colectivos que lo forman de manera horizontal y asamblearia.

Así llegamos al día de hoy, en el que el Archivo15M se encuentra alojado en el CSA 3peces3, un espacio seguro, que nos permite plantear perspectivas a más largo plazo, y en el que sigue muy vivo el espíritu del 15M.
El centro social se inauguró en Mayo de 2014, pero el archivo no se mudó hasta el día 19 de Junio Desde entonces el archivo se encuentra de nuevo en el barrio de Lavapiés, en el centro de Madrid, de este modo nuestra actividad se ha tornado una vez más en frenética.
Por cierto estamos organizando una fiesta el día 13 de diciembre para recaudar fondos para comprar materiales, una jornada bastante completa que contara con talleres, presentaciones de libros, conciertos y teatro por si estáis por Madrid y queréis conocernos…

Fondos y organización del material documental
En nuestros Fondos:

– Custodiamos y conservamos físicamente pancartas, carteles y objetos de Acampada Sol y posteriores. Hasta ahora unos 1.700 inventariados y otro tanto por inventariar.
– Contamos con unas 13.000 fotografías donadas por más de 140 personas de la acampada en Sol y posteriores; aparte de las copias fotográficas de la mayoría de los carteles y pancartas conservados.
– También conservamos videos, audios, y documentación digital recopilada en la web.
– Documentos originales, actas, panfletos, etc. (de los que perdimos bastantes en el desalojo del CSOA Casablanca).
Y otra documentación que sigue entrando

Organización archivística
La organización archivística es bastante sencilla. Básicamente partimos de un inventario, comenzado a mano en la acampada, y hoy disponible también en un Excel compartido online. Recientemente se ha reordenado el material digital e inventariado todas las fotografías.
La catalogación con el programa ICA-AtoM se utiliza básicamente, como dije, para la difusión. Aunque no disponemos aún de la última versión del programa, la dependencia a una web externa hace que por el momento no lo usemos tanto como catálogo sino como plataforma de difusión.

En cuanto a la ordenación física, los carteles y pancartas se clasifican en carpetas por tamaños, o se enrollan en tubos o se meten en cajas. Por cierto que todas estas carpetas y cajas y tubos se han hecho con material reciclado, porque nuestra economía ha sido siempre muy precaria. Los objetos tridimensionales que custodia Archivo son pocos pero voluminosos por lo que su almacenaje es variopinto, en estos momentos tenemos colgado del techo un “tiburón financiero” de unos cuatro metros.

Labores realizadas por el archivo.
Entre las labores que realiza el archivo están:
– Inventario (físico y digital)
– Conservación en carpetas y rollos
– Restauración
– Gestión de memorias digitales
– Catalogación en el ICA-AtoM para la difusión en la red
– Trabajos de documentación: cronologías, recopilación de actas de la acampada, índice de Los Domingos de Economía, etc.
– Exposiciones
– Comunicación: gestión mensual del correo, Blog, N-1, Facebook, twitter, etc.
– Participación en el Centro Social 3peces3
– Relaciones con otras asambleas y colectivos

En cuanto a la conservación del material y su restauración somos conscientes, de que los materiales usados en la pancartería, son tan variados que hacen que su conservación sea prácticamente imposible, esto es fruto de la espontaneidad de la acampada y de la falta de recursos con que se contaba bajo aquellas carpas y de la necesidad de la queja inmediata y de las ganas de expulsar toda esa rabia contenida durante tanto tiempo y la alegría que suponía no verse atomizado en una sociedad sometida a permanentes cantos de sirenas. Por ello fruto de la urgencia se hacían pancartas y textos con los materiales que se tenían a mano, como pueda ser papel cebolla, papel seda o espray sobre plásticos que se descascarillan fácilmente con el paso del tiempo o se pierde la pintura sobre esos soportes tan efímeros, por no decir que las condiciones climáticas durante la acampada, sol muy intenso, lluvia abundante en algún momento, y los celos plásticos y cuerdas usados no eran los mejores para su conservación, hacen que los materiales estén destinados a tener una vida efímera.
Por esto y porque aunque tratamos de que las condiciones sean optimas, a veces no todo es ilusión, y entra en juego el capital, que no tenemos, y las cajas de archivo definitivo con ese cartón tan bueno para el papel son caras y no nos las podemos permitir para nuestra desgracia. Al igual que evidentemente no podemos permitirnos el control de la temperatura y humedad del Centro Social entre otras cosas, que por desgracia pocos archivos poseen en el Estado.
Hasta ahora hemos luchado siempre y en primer lugar por la preservación del material y pervivencia del archivo, sin más recursos que el apoyo de personas y colectivos que han comprendido el valor del archivo, a las que debemos su existencia.

Muchas gracias

CIMG1667 CIMG1671

 

Programa de la VI Jornada técnica Documentación, política y activismo


One Comment on “¡Importante! No basura. Carteles, pancartas ¡Archivo!!. Texto de la ponencia que se leyó en la VI Jornada técnica Documentación, política y activismo [21/11/2014]”

  1. Respuesta preparada por el Archivo15m para las líneas de debate propuestas para la mesa redonda posterior a las ponencias de las Jornadas sobre “Documentación, política y activismo”.

    1.- Transparencia en partidos políticos y movimientos sociales y la importancia de la gestión documental para conseguirla

    Teniendo en cuenta lo que afectan a la sociedad los partidos políticos, éstos no pueden considerarse como meras entidades privadas. Si pretenden administrar la democracia, deberían prolongar ésta en sus propias organizaciones.

    Sin embargo, su esfuerzo principal por acceder al poder traiciona y termina con los mecanismos democráticos que, en vez de prolongarse en el ejercicio del poder, se limitan a la mera elección entre diversos poderes posibles, todos jerárquicos.

    Además, como todo el esfuerzo de la democracia se reduce a las elecciones, los partidos se ven obligados a fomentar fidelidades clientelares o identificaciones emocionales en amplias cantidades de gente, distorsionando el concepto de política. Que, en vez de significar la gestión de las relaciones sociales, se convierte en un frentismo entre partidos.

    Por eso la repetida petición de “transparencia” por todos los partidos resulta hipócrita e irrealizable. Conocer públicamente los mecanismos y motivaciones de decisión, igual que las formas de financiación, seguramente terminaría con los partidos políticos tal y como los conocemos. Lo que, por otra parte, resultaría muy deseable.

    Nosotrxs, como movimiento social, no somos “transparentes” (aunque a veces parezcamos invisibles). Y eso aunque hagamos públicas nuestras actas y nuestras asambleas estén abiertas a cualquiera. Sólo podríamos serlo de verdad si no temiéramos la represión de las instituciones, y sólo podríamos quizá no temerla si estas fueran verdaderamente democráticas.

    Independientemente de lo que pueda ser una “verdadera democracia” los archivos deberían actuar como si estuvieran en ella. Esa es su forma de militancia, y la manera a la larga de anular su uso para la represión. La manera en que la “gestión documental” puede propiciar esto, sería la apertura pública de los archivos. La información debe correr.

    2.- Futuro y posibilidades de los archivos políticos

    El Archivo 15M nunca ha tenido mucho futuro. Cuando la asamblea del archivo decidió no aceptar dudosas propuestas institucionales que garantizarían “su futuro”, seguramente enterrado en algún sótano en espera de una futura resurrección académica, y apostó temerariamente por mantenerse vivo desde una asamblea con escasos recursos pero fiel al movimiento que lo generó, mientras parecíamos renunciar al futuro en realidad lo que hacíamos era no convertirlo en pasado, manteniéndolo en el presente.

    Es cierto por ejemplo que experiencias como las que se desarrollan en los centros sociales okupados y autogestionados difícilmente entrarán en la “historia”, y que su archivo podría conseguir su entrada en ese tipo de relatos. Eso es una lucha política por la memoria. Pero la mejor manera de conservar las cosas es mantenerlas vivas. El archivo 15M además de ser un archivo del activismo, es un archivo activista. Sin un futuro asegurado, mantenemos sin embargo todas nuestras posibilidades abiertas.

    Como, por otra parte, no se prevé por el momento que la mentira política desaparezca, la recogida de información política parece tener bastante futuro.

    3. – Cómo la documentación se puede utilizar para hacer activismo y política

    El activismo puede actuar amparándose en las contradicciones de la legalidad o armándose de legitimidad desde la desobediencia. En ambos casos se dirige al interlocutor colectivo de la sociedad. Incluso el activismo espontáneo que enfatiza el ejercicio de la libertad debe hacerse entender. Así que hoy el activismo empieza en la información. Y si se trata de convencer, entonces hay que ponerse a recopilar argumentos.

    Los archivos políticos tienen la oportunidad de destapar la historia que ha sido reprimida, o el presente que es ocultado. Aunque también es cierto que a juzgar por las mentiras que se vierten en los periódicos, por no hablar de los crímenes encubiertos en los archivos administrativos, no parece tampoco fácil que por sí sola la documentación pueda reconstruir la verdadera historia.

    En los tiempos que corren hoy en día, en los cuales los movimientos sociales son criminalizados e ilegalizados (los organizadores de la manifestación que dió origen al 15M se enfrentan aquí y ahora a penas de cárcel), el salvaguardar la lucha social es en sí mismo política y activismo. El archivo no es sólo útil a la sociedad por acumular información para defendernos de los ataques de las instituciones y sus esbirros, sino también para preservar el verdadero sentir de la gente, conservar su discurso. Guardar todos los eslóganes que formaron parte de un hecho histórico en el cual el pueblo se expresó libremente sobre una situación que pone a todos los ciudadanos en una situación muy precaria es Activismo con mayúsculas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s