Reocupación CSO Casablanca y desalojo CSO Magerit

Cientos de personas participaron en la concentración organizada por las comisiones de Archivo 15m y Bibliosol por la liberación de la memoria y los 10.000 libros que se encuentran dentro del CSO Casablanca. La concentración comenzó en la Plaza de Lavapiés y terminó de forma inesperada para muchos en el edificio donde se encontraba el Centro Social Casablanca. Alrededor de las 19 horas decenas de personas se asomaron por las ventanas del inmueble y desplegaron una pancarta con el nombre del nuevo Centro Social Ocupado: Magerit. Inmediatamente acudieron varios coches de policía nacional y cuatro furgones de policías antidisturbios. Después de unos momentos de tensión la policía se retiró y el espacio quedó abierto para que las personas que habían participado en la manifestación y los vecinos del barrio pudiesen entrar.

Alrededor de las 23:30 horas 22 furgones de policías antidisturbios llegaron hasta el edificio ocupado. Varios policías con mazas comenzaron a derribar una puerta tapiada para entrar mientras el resto desalojaba el lugar y bloqueaba todas las calles de entrada a la calle Santa Isabel donde se encuentra el inmueble. Con varias calles cortadas y sin posibilidad de que nadie pudiese ver lo que estaba sucediendo durante el desalojo identificaron a todas las personas que había en su interior y las liberaron poco a poco. Muchos vecinos de la zona salieron en ese momento a sus ventanas y balcones para protestar por el desalojo con cacerolas. Una vez que la policía sacó a las cerca de 70 personas que había en el interior del edificio empujaron a la gente que quedaba en los alrededores en todas direcciones para alejarlas del lugar. A la 1 de la madrugada ya no quedaba prácticamente nadie en la zona.

Algunos compañeros han declarado que las formas de actuar de los agentes de policía eran exageradas y desproporcionadas, amenazando, reteniendo a la gente en los bares de la calle Santa Isabel y no dejando que ningún fotógrafo pudiese hacer fotos de como estaban derribando el muro y entrando como si fueran de alguna película policiaca. Nuevamente, la unidad de policía UIP se vuelve a comportar de una forma vergonzosa.

Fotos de como fue transcurriendo la concentración y seguidamente reocupación.

Fuente: Parte del texto y fotos del periódico Diagonal.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s